MCGR

Mi nombre es Mari Carmen y soy la directora de ECUM Formación

Soy Ingeniera de formación, ayudante de vocación, emprendedora, vital y optimista por naturaleza.

Me convertí en Ingeniero Técnico Agrícola a los 40 años. Mientras estudiaba la carrera y era yo la alumna de las clases de refuerzo (llevaba 20 años sin coger un libro),  descubrí mi verdadera vocación, ayudar a otros estudiantes a desarrollar toda su capacidad en los estudios.

Cuando empecé a impartir clases, comprendí que gran parte de las dificultades que tenían mis alumnos no procedían de la falta de estudio o capacidad intelectual. Había muchos otros factores que incidían directamente en sus logros: actitud, motivación, emociones, creencias, desarrollo madurativo y social…

Empecé a buscar otros recursos para aportarles una ayuda más eficaz. Hice tres grados en Inteligencia Emocional, cursé una certificación universitaria en Coaching Personal y realicé sendos cursos de Asertividad y Programación Neurolingüística. 

Sigo formándome cada día con autores como Roberto Aguado (La emoción decide, la razón justifica; Es emocionante saber emocionarse) Carmen Valls (Coaching Educativo), Tim Robbins (Poder sin límites); Fernando Alberca (Todos los niños pueden ser Einstein); Francisco Mora (Neuro Educación), etc.

“Me gusta pensar que todos tenemos un potencial infinito en nuestro interior, esperando a que se despierte y nos lleve a alcanzar nuestros objetivos personales y profesionales”.

“Nuestros niños, adolescentes y jóvenes necesitan que les transmitamos confianza en ellos y sus capacidades para hacer todo aquello que se propongan”.

Metodologia

En Ecum queremos llevar al estudiante a CASA (Curiosidad, Admiración, Seguridad y Alegría):

  • La Curiosidad activa el cerebro, nos ayuda a abrir nuestras perspectivas, nos proporciona entusiasmo, optimismo y pasión.
  • La Admiración nos impulsa a imitar, a idealizar y nos anima al descubrimiento y la comprensión.
  • La Seguridad nos permite percibir hasta donde llegan nuestras capacidades y a sentirnos dueños de nuestras vidas.
  • Y la Alegría nos induce a pensar que todo está bien y que el momento vivido es el instante ideal.

En los últimos 15 años he impartido clases de apoyo escolar a más de 400 alumnos de todas las edades (de 6 a 60 años), de todos ellos he aprendido y a todos agradezco haber confiado en mi trabajo.